Novias,  Vestidos de novia

COLECCIÓN NOVIA 2020 ROSA CLARÁ

 

La diseñadora propone recuperar la máxima sofisticación en moda nupcial. Sin abandonar el constante compromiso con la feminidad, los vestidos de la colección novia 2020 de Rosa Clará hacen realidad los sueños de las mujeres actuales. Con líneas depuradas, delicados acabados y detalles de alta costura tan únicos como exclusivos, los estilismos que componen las colecciones Rosa Clará Couture, Rosa Clará, Rosa Clará Soft y Rosa Clará Boheme son sensuales, ligeros, etéreos y minuciosos.

Los favorecedores vestidos de novia de corte sirena se reinventan con un plus de volumen evasé y se adaptan a las curvas de la mujer como una segunda piel. Los tradicionales vestidos de novia princesa con efectos 3D lucen sobrios a la par que estructurados. Y los diseños con faldas línea A de capas de tul o gasa aportan vaporosidad y movimiento, sin renunciar a la espectacularidad.

Se destaca la introducción de nuevos tejidos como el raso de seda y un moderno cloqué, que aportan aires nuevos al look más clásico. Los vestidos de novia con encaje, puntillas y pasamanerías hacen evidente el excepcional trabajo de técnica y artesanía en cada puntada. Y los diseños de líneas suaves y femeninas se enriquecen con encajes florales y tul plumeti, que aportan un extra de romanticismo.

Sin duda, las que se conviertan en #RosaClaraRealBrides destacarán sin necesidad de coronar sus apuestas con peinados de novia excesivamente elaborados, maxi ramos de novia u otros complementos llamativos. Se deberá considerar la importancia del total look, y escoger los accesorios de novia que consigan mayor armonía, y será un acierto que nada reste protagonismo al outfit. 

 

COLECCIÓN ROSA CLARÁ COUTURE

Tomando como inspiración el movimiento Art Decó, que se refleja en los nuevos encajes lineales con micropedrería incrustada, combinados con encajes florales clásicos, los modelos haute couture 2020 se muestran tan modernos como glamourosos. Las siluetas de novia resplandecen por su pureza, brillo e inmejorable trabajo artesanal. Son verdaderas joyas nupciales que incluyen efectos transparentes, con guipures y macramés, que potencian el lado más femenino de la novia de hoy: segura de sí misma y decidida, que sabe lo que quiere.

Integrado preferentemente en vestidos de novia corte sirena y evasé, el escote halter es una de las tendencias señaladas. Y los monos en clave lujosa, con maxi tirantes cruzados en la espalda y pantalones muy vaporosos: una novedad de colección. Si bien, comparten protagonismo con los vestidos de novia corte princesa más arquitectónicos, que combinan la tradición con la contemporaneidad apostando por los bolsillos en las faldas.

Los vestidos con escotes profundos en pico, así como los que descubren la totalidad de los hombros con escotes off the shoulder, aportan el toque sexy, sin dejar de ser comedidos y acertados para la ocasión. Y los vestidos de novia rectos con mucha caída que, a menudo, marcan la diferencia en las cinturas y mangas, y los trajes con escotes invertidos en las espaldas son una auténtica conquista para las que buscan looks depurados con matices sugerentes.

 

COLECCIÓN ROSA CLARÁ

La línea de vestidos de novia que rinde homenaje a la diseñadora con su nombre subraya la importancia del volumen de la mano de vestidos de novia corte princesa dignos de cuento de hadas, con faldas de gran volumen que invitan al deseo. En su línea más minimal, destacan los vestidos de novia sencillos en crepé que se ajustan a la silueta de forma impecable y se muestran más seductores que nunca con aperturas en las faldas y espaldas escotadas. Y, a medio camino entre ambos, despuntan los imponentes vestidos de novia de corte sirena.

También predominan los trajes con escotes ilusión, los atemporales vestidos repletos de bordados florales y acristalados o los vestidos de novia con encaje que seducen con efectos tattoo lace: una propuesta que sigue viva desde su llegada al mundo bridal por jugar con las transparencias de distintas telas en combinación con encajes e incluso pedrería, creando atractivos efectos de impresión sobre la piel a modo de estampados, que adornan las espaldas, los escotes y las mangas.

Los escotes ganan especial protagonismo: redondos, barco, en V… rompen con la imagen de la novia clásica y se dirigen a la mujer que busca moda y actualidad en su vestido de novia. Y las partes traseras de los diseños apuestan por la seducción y sorprenden con amplios escotes y detalles únicos, como finos tirantes cruzados o lazadas.

 

COLECCIÓN ROSA CLARÁ SOFT

Los vestidos de novia corte A y evasé con vaporosas faldas de tul y cuerpos con encajes juegan con un look etéreo.  Los trajes confeccionados con gasa, muselina de seda y otros tejidos nobles livianos serán un sueño para las que buscan un look que presuma de movimiento en cada paso. Sin embrago, las que persigan realzar las formas de su cuerpo sucumbirán con los vestidos de novia cote sirena y podrán escoger entre delicados vestidos de novia de encaje con motivos florales o looks sin florituras que, alejándose de la exuberancia, se convierten en únicos por su categórica elegancia.

Entre los modelos Soft, destacan los vestidos de novia con escote en V y deep-pluge, que enfatizan el busto, y los sugerentes vestidos de novia con espalda descubierta, que reservan la espectacularidad para la parte trasera con pronunciados escotes en pico y cowl.

El afán de la mano creativa por fundir la seducción con la belleza femenina se refleja en los diseños que integran fantasiosas caídas de tul y lazos en los hombros que son puro romanticismo, así como encajes de fino chantilly o guipur, entre otros. Los outfits nupciales con bordados de piedras acristaladas son la alternativa sofisticada para las novias que quieren brillar como nunca en su gran día.

 

COLECCIÓN ROSA CLARÁ BOHEME

La naturalidad marca la línea de los vestidos de la colección novia 2020 Rosa Clará Boheme. Una novedad para aquellas novias de espíritu libre que -lejos de vislumbrar el día de su boda luciendo un atuendo con cola larga y excesiva sobriedad- se imaginan dando sus pasos hacía el altar con un look de lujo que refleje su esencia; las mujeres que caen rendidas con la colección Boheme, son aquellas que decididamente quieren enfundarse un outfit de confección impecable que las haga sentir cómodas, pero no por ello menos dulces o femeninas.

En su mayoría, los vestidos de novia boho chic integran cuerpos ceñidos y reservan el vuelo en la parte inferior: despuntan las faldas vaporosas. Los trabajados encajes florales, las transparencias sutiles y las pasamanerías definen vestidos de novia sencillos, llenos de la feminidad que dotan los encajes florales y el extra de romanticismo que aporta el tul plumeti, los botones perlados, las puntillas…

También destacan los vestidos de novia con manga larga, que acaparan miradas con patrones estrechos del hombro hasta el codo y terminaciones acampanadas, así como con versiones de mangas poeta con exclusivos puños. Y los diseños con cuello redondo o caja, tan estilosos como sobrios, centran toda la atención en las espaldas de los trajes, únicas por sus formas y acabados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *