Novias,  Vestidos de novia

Metrópolis, la nueva colección de Lorena Merino

El taller de Lorena Merino lanza su nueva colección que recibe el nombre de Metrópolis . Una colección que toma como inspiración la película homónima del director Fritz Lang, todo un clásico de 1927. Una referencia que pretende cerrar el círculo que une a la diseñadora desde siempre con el estudio del séptimo arte.

Claudette, Ginger o Greta son algunas de las actrices más célebres de la época que, a su vez, dan nombre a diferentes piezas de la colección, convirtiéndose así en el epicentro de la misma. Sus valores representan a la perfección lo que la novia Metrópolis simboliza: la emancipación, la sensualidad y la fastuosidad del poder femenino.


Metrópolis invita a las futuras novias a brillar con el glamour y la elegancia de las épocas doradas.

 

Como en las piezas del Art Decó, los vestidos han sido concebidos para seducir, para soñar. Y para celebrar. Pues, como en aquella época, después del dolor, se renace. Después del encierro, la luz. Igual que entonces, toca volver a la ilusión ya la esperanza y Lorena Merino quiere hacerlo a través de una novia elegante, prágmática, modernista y amante de lo atemporal.

Un conjunto de prendas que aúnan pasado, presente y futuro y funden el estilo clásico con el ultramoderno de manera asombrosa. Se aboga por diseños limpios donde la pureza de las líneas geométricas, totalmente arquitectónicas, acaparan todas las miradas. Una característica que está presente no solo en los patrones, sino también en los tejidos y en los detalles de fantasía presentes en toda la colección.

Patrones donde un año más prima la versatilidad por las infinitas posibilidades de combinación que ofrece, donde cada novia puede elegir las piezas que encajan mejor con su personalidad. Capas y abrigos volátiles, vestidos base muy favorecedores, cuerpos con patrones impolutos, faldas con un gran movimiento y hasta pantalones para las novias más transgresoras. Así son las nuevas características de la nueva colección pensada para las novias de 2021.

Crep, muselina de seda y satén son algunos de los tejidos escogidos para crear la base de los vestidos. Mientras, para la ornamentación, la diseñadora se centró en crear y elegir tejidos de carácter palaciego como el guipur, una variedad de tules bordados o aplicaciones en algodón. Sin olvidar el tejido especial de otomán combinado con botones joya que es el protagonista absoluto de la pequeña cápsula asociada a las novias de invierno.

Un juego de materiales y texturas donde el equilibrio es primordial para cada vestido guarde la esencia que controla el éxito de esta firma: crear vestidos sencillos y naturales pero con una gran personalidad, que se refleja como en años anteriores sobre todo en los pequeños detalles .

Este año, la diseñadora da un paso más allá, apostando por una colección dedicada a una mujer fuerte, empoderada, tenaz, valiente. Una novia inspirada en el ayer con miras al mañana. Una mujer serena que respira con libertad, que no se deja encorsetar, y nuestras ansias de innovación no implican en ningún caso renunciar a la belleza, la feminidad, la elegancia y el glamour.

 

CRÉDITOS METRÓPOLIS, LORENA MERINO:

Vestidos: Lorena Merino

Foto y vídeo: New Frame

Producción: La Champanera, Rumor Comunicación

Localización: Palacio de los Duques

MUAH: MG Beauty

Pendientes: De la Riva Complementos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *